En este artículo vamos a explicar las cinco causas principales que nos permiten entender de dónde viene la ansiedad.

1ª causa: factor estresante.

Diría que esta es la forma más sencilla de explicar la ansiedad, por ejemplo, cuando tenemos una situación muy grave y que, posterior a esto, comenzamos a sentirnos desesperados, ansiosos, con mucho miedo o con crisis de pánico. Un ejemplo sería, alguien que experimenta un accidente, que está en un desastre natural, como un temblor, un tsunami, una inundación o que es víctima de un asalto, etc… En estos casos, la mayoría de las veces, la ansiedad se presenta como un trastorno por estrés postraumático, ¿A qué me refiero con esto?, Posteriormente a vivir esta experiencia, la persona comienza a sentirse desesperada, con miedo y con síntomas de ansiedad. Esto puede hacer que presente disfuncionalidad y un aumento en la ansiedad, que al mismo tiempo, pueda crear recuerdos del evento traumático. Este tipo de ansiedad es poco común. Es un trastorno por estrés postraumático.

2ª causa: Genética.

Habrás escuchado que hay familias de personas que presentan trastornos de ansiedad: es que mi papá tiene ansiedad, mi abuelo tenía ansiedad, mi mamá, mi tía, su hermana y cuando empiezan a hacer un recuento familiar, se encuentran que hay muchas personas en su entorno que han tenido algún trastorno de ansiedad, estos pueden ser, desde algunos complicados, como el trastorno obsesivo-compulsivo, trastornos de ansiedad generalizada o crisis de pánico etc.. u otros más leves.

Por eso hablamos de un componente genético. A día de hoy, no se ha descubierto un gen específico que sea el causante de la ansiedad, pero sí muchos componentes familiares y hereditarios. Algunos investigadores dicen, que puede ser algo relacionado con la crianza o con el tipo de familia, pero también, los genetistas han descubierto que muchas veces, hay transtornos mentales como la depresión, la ansiedad, y hasta otros crónicos como la esquizofrenia o el trastorno bipolar, que tienen un componente genético muy importante. Por lo tanto, existe un componente genético que nos hace más susceptibles a ser ansiosos.

3ª causa: dificultad en los mecanismos de afrontamiento.

Algunas corrientes psicoterapéuticas lo han dicho. La neurobiología puede explicarnos una parte, pero no todo. Existen causas de ansiedad que están relacionadas con la personalidad y también con el temperamento, es decir, hasta en grupos de gemelos hay personas que pueden ser más susceptibles a presentar un trastorno de ansiedad. Esto
tiene que ver con la codificación que van dando a las experiencias que viven a lo largo de su vida, por lo tanto, también vamos creando mecanismos de afrontamiento por la experiencias vividas que nos pueden hacer que seamos mucho más relajados, mucho más osados, pero también mucho más ansiosos.

4ª causa: Multifactorial

Como en todos los trastornos mentales, una de las causas principales es multifactorial, es decir, hay un componente genético, un componente de crianza, un componente de personalidad y temperamento. cuando se combina todo esto, podría llegar a presentarse un trastorno de ansiedad, la severidad con que se presente, se relaciona con todos los factores o las causas que enumeré antes, desde los factores estresantes, directos, los mecanismos de afrontamiento que ha podido crear esa persona y, ¿por qué no?, esa carga genética que puede hacerle más susceptible a ser ansioso o poder vivir las cosas de una forma mucho más intensa.

5ª causa. Natural.

Es la que considero la más importante de todas.

Es la ansiedad que no tiene causa, sino que es una emoción normal que todos tenemos, de hecho, no podemos renunciar a ella y la necesitamos, es parte de nuestra supervivencia. Hay personas que preguntan ¿la ansiedad va a desaparecer de mi vida? y la respuesta es no, y esto es algo positivo, siempre que no se convierta en un trastorno.
Que deje de ser un problema puede llegar a ser fácil con la ayuda de un profesional de la psicología, pero no es una emoción que tenga que desaparecer. Sería como decir que queremos que desaparezca la felicidad.

Los procesos de psicoterapia permiten conocernos mejor, nos permiten entender qué es lo que está pasando en ese momento concreto de nuestra vida y afrontarlo pautas de una manera mucho más fácil. Además, conocerlo, entenderlo y aprender a vivir con ello, hará que esta ansiedad disminuya.